Superintendencia de Pensiones - Gobierno de Chile

La Superintendencia de Pensiones y la igualdad de género

Fundación Iguales dictó charla para acercar a la SP a conceptos básicos de género

El pasado 22 de agosto, la Superintendencia de Pensiones recibió la visita del activista de Fundación Iguales, Alonso Poblete, quien expuso la charla "Diversidad, Inclusión y No Discriminación: Un acercamiento a los Conceptos Básicos de Género". En su presentación, abordó los principales tópicos respecto de la diversidad sexual y de género, con definiciones simples y videos educativos de apoyo para facilitar la comprensión de los asistentes.

Santiago, 27 de agosto de 2019.

¿Qué se entiende por género? ¿Cuántos tipos de sexo existen y cómo conviven unos con otros? ¿Cómo se sienten quienes son discriminados o quienes viven en condiciones de desigualdad por su orientación sexual o por el género con el que se identifican? ¿Hemos tomado realmente conciencia del respeto ineludible a las diferencias, al valor de la diversidad o apenas estamos comenzando y con mucho esfuerzo?

Lo anterior es parte del debate que el pasado 22 de agosto se realizó en la Superintendencia de Pensiones como parte de la charla dictada por el activista de Fundación Iguales, Alonso Poblete, a funcionarias y funcionarios de la institución. Bajo el título "Diversidad, Inclusión y No Discriminación: Un acercamiento a los Conceptos Básicos de Género", Poblete expuso los principales tópicos respecto de la diversidad sexual y de la diversidad de género, con definiciones simples para cada caso y videos educativos de apoyo para facilitar la comprensión de los asistentes.

Los costos de una sociedad desigualdad, discriminadora, castigadora de las diferencias y asimétrica fueron parte de las temáticas planteadas en la charla y también en las dinámicas de trabajo grupal que forman parte de las presentaciones de Poblete. El objetivo del conferencista fue recoger la opinión de quienes asistieron al encuentro y dar cuenta de las coincidencias y también de las diferencias respecto de la necesidad de generar conciencia y educación transversalmente en las distintas esferas de la vida de una persona. Así es como planteó, por ejemplo, reflexionar sobre cómo abordamos las temáticas de género en el ámbito del trabajo, familiar y en lo colectivo o social. Un punto clave de su exposición fue exponer los costos y consecuencias del bullying entre menores de edad por intolerancia a las diferencias sexuales y a las diferencias en general.

La visita del conferencista de Fundación Iguales fue gestionada por integrantes del Comité de Género de la Superintendencia de Pensiones y forma parte de una agenda de trabajo que contempla actividades e iniciativas de difusión en materia de respeto a las diferencias, valoración de la diversidad y compromisos transversales por la igualdad entre mujeres y hombres.


Micromachismo, otra forma de desigualdad

El término fue acuñado por el psicoterapeuta español Luis Bonino Méndez, en 1991, para definir aquellas ideas, expresiones, gestos, actitudes y comportamientos cotidianos, interiorizados y justificados como naturales, que condicionan el día a día de las mujeres de manera sutil, pero efectiva para acentuar las desigualdades respecto de los hombres.

Santiago, 21 de agosto de 2019.

La violencia de género suele conceptualizarse desde una perspectiva de poder y control del hombre respecto de la mujer. La evidencia científica y también la experiencia humana nos han llevado a conocer y enfrentar el machismo como la expresión más evidente de la construcción social que, durante generaciones, ha situado a la mujer en una posición de inferioridad respecto del hombre. Una desventaja permanente en los ámbitos social, económico, laboral, jurídico e incluso en lo familiar.

Al amparo de la noción tradicional que considera que hombre y mujer nacen con desafíos y objetivos diferentes, la historia, la educación y los propios productos culturales han permeado a tal nivel, que incluso quienes abogan por una sociedad sin discriminaciones son proclives a caer en ciertas trampas que sutilmente van en desmedro de las mujeres.

Esas trampas son ideas, expresiones, gestos, actitudes y comportamientos cotidianos, interiorizados y justificados como naturales, que condicionan el día a día de la mujer y que se conocen como micromachismo. El término fue acuñado por el psicoterapeuta español Luis Bonino Méndez, en 1991, para definir aquellas prácticas que otros especialistas calificaban como "pequeñas tiranías", "terrorismo íntimo" o "violencia blanda".

Se trata de un concepto que engloba aquellas conductas y expresiones de discriminación sutil y/o imperceptible que en la cotidianeidad vivimos e incluso practicamos sin darnos cuenta.

"Estas maniobras pueden no parecer muy dañinas, incluso pueden resultar naturales en las interacciones, pero su poder, devastador a veces, se ejerce por la reiteración a través del tiempo, y puede detectarse por la acumulación de poderes de los varones de la familia a lo largo de los años.

Un poder importante en este sentido es el de crearse y disponer de tiempo libre a costa de la sobreutilización del tiempo de la mujer", afirma Bonino en su trabajo "MICROMACHISMOS: La violencia invisible en la pareja".

Su tesis es lapidaria: "Sus más frecuentes efectos, tales como la perpetuación en los desbalances y disfunciones en la relación, el deterioro en la autoestima y autonomía femeninas y el aislamiento y la consolidación de prejuicios misóginos en el varón, se producen con denegación de su causalidad y atribución culposa a la mujer, uno de los micromachismos más frecuentes",

LOS TIPOS EN LA MIRA

Luego de años de investigaciones, Bonino ha determinado que los micromachismos se clasifican principalmente en cuatro tipos: Coercitivos o directos, de crisis, utilitarios y encubiertos o indirectos. A continuación una breve descripción de cada uno:

1. Coercitivos o directos:

Aquellos que implican la retención del poder, en que se utiliza la fuerza física, económica o la personalidad, con el objetivo de convencer a las mujeres de su error, negligencia o falta. Este tipo de conductas generan un sentimiento de derrota posterior al comprobar la ineficacia, pérdida, debilidad e incapacidad para defender las propias decisiones o razones. Ejemplos nítidos de este tipo de micromachismo son el control del dinero o los sabotajes a la comunicación, el uso expansivo y abusivo del espacio y el tiempo para si, insistencia abusiva y la imposición de intimidad, entre otros.

2. De Crisis:

Aquellos que fuerzan la permanencia en el estatus de desigualdad cuando éstos se desequilibran, debido a un aumento de poder personal de la mujer o una diminución del poder del hombre. Son conductas tales como el hipercontrol, el falso apoyo, la resistencia pasiva y el distanciamiento emocional, además de rehuir la crítica y evitar la negociación, prometer y hacer méritos, victimización y la búsqueda de compasión.

3. Utilitarios:

Aquellos que fuerzan la disponibilidad femenina para beneficiarse de ello, argumentando su experiencia o sintonía con los aspectos domésticos y de cuidado. Ejemplos de esto es aprovechar y abusar de las capacidades "femeninas de servicio" (ellos como proveedores y ellas como cuidadoras), delegar trabajo del cuidado de personas, no responsabilizarse sobre lo doméstico y/o pedir ayuda en ese sentido de manera casual, negar la reciprocidad y expresar un amiguismo paternal, entre otros.

4. Encubiertos o indirectos:

Aquellos que implican el abuso de la confianza y el uso de la credibilidad femenina, ocultando el objetivo de manera sutil y produciendo sentimientos de confusión, desvalimiento, culpa y dudas que favorecen la disminución de la autoestima.

Entre estas conductas se encuentran el paternalismo, la manipulación emocional, el envío de dobles mensajes (afectivo/agresivos), abuso de confianza, la creación de falta de intimidad, silencio, comunicación defensiva-ofensiva, desautorización, desvalorización, autoindulgencia y autojustificación, comparación ventajosa y la minusvaloración de los propios errores.


Comité de Género plantea nuevas líneas de acción para la equidad

Con la incorporación de nuevas integrantes y el desarrollo de iniciativas en contra del denominado micromachismo, la instancia sigue desarrollando su trabajo de cara al segundo semestre del año.

Santiago, 29 de julio de 2019.

Paulina Quezada y Paula Sepúlveda, jefa y analista, respectivamente, de la División de Servicios y Atención al Usuario (DASU), se sumaron al Comité de Género de la Superintendencia de Pensiones a partir de julio. De esta forma se completó la conformación de esta instancia, que fue creada en marzo de este año para planificar y gestionar el avance de la institución hacia la equidad entre hombres y mujeres.

La incorporación de DASU al comité tiene especial relevancia, ya que sus analistas son la cara visible de la Superintendencia de Pensiones ante la ciudadanía y, además, recogen de primera fuente la realidad de usuarias y usuarios del sistema de pensiones y el seguro de cesantía. Esto implica que cuentan con información valiosa para enriquecer la mirada del comité y dar rumbo a su trabajo.

Actualmente, el comité se encuentra preparando un trabajo en torno al denominado micromachismo para el segundo semestre de este año, que comenzará con la aplicación de una encuesta a funcionarias y funcionarios que permita hacer un diagnóstico en esta materia.

Se conocen como micromachismos aquellas conductas y prácticas cotidianas que ponen a la mujer en una situación de inferioridad respecto del hombre de forma sutil y que están tan naturalizadas socialmente que no las identificamos con facilidad. Por lo mismo, el levantamiento de información desde los propios funcionarios y funcionarias cumple el doble propósito de ayudarles a tomar conciencia de aquellos comportamentos y, al mismo tiempo, orientar el trabajo del comité para ayudar a erradicarlos.

Las acciones que formarán parte de ese trabajo se van a planificar a partir de los resultados de la encuesta, la que se realizará durante el mes de agosto en la institución.


Experta de la Cepal expone en la SP sobre desigualdad de género en materia previsional

Las brechas de género en los sistemas de seguridad social de Latinoamérica fue el tema de la charla a cargo de una representante de la división de Asuntos de Género del organismo, Lucía Scuro.

Santiago, 18 de junio de 2019.

Una interesante charla sobre desigualdades de género en el sistema de pensiones dirigida a funcionarias y funcionarios de la Superintendencia de Pensiones (SP) ofreció la investigadora de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Lucía Scuro, el pasado 7 de mayo de 2019.

En la ocasión, Scuro, quien es oficial de la División de Asuntos de Género del organismo internacional, dio a conocer los principales contenidos del libro Las mujeres en los sistemas de pensiones de América Latina, del que fue coautora.

Uno de los puntos destacados por la investigadora en su presentación fue el desarrollo de la agenda regional de género en materias de seguridad social, iniciativa que compromete a los gobiernos de la región a impulsar acciones para disminuir la desigualdad en todas sus expresiones.

Scuro también expuso sobre la evidencia internacional en materia de discriminación en los sistemas de pensiones de los distintos países y cómo este fenómeno se relaciona con el funcionamiento del mercado laboral. "La región está avanzando en reconocer que el financiamiento contributivo no tiene que estar asociado únicamente al estatus laboral de las personas", sostuvo.

Finalmente, la experta de la Cepal planteó la importancia de analizar propuestas de mecanismos de rendición de cuentas y de reparación que permitan compensar las desigualdades de género que se aprecian en materia previsional y laboral.

La visita de la experta de la Cepal es parte de las actividades que está impulsando el Comité de Género de la SP para impulsar iniciativas que garanticen el cumplimiento de la normativa previsional sin discriminaciones y con una mirada integral como organismo de la seguridad social respetuoso de las diferencias, características y necesidades de la ciudadanía.


Noticias relevantes

Prochile busca acortar las brechas de género en el comercio

https://www.24horas.cl/data/brecha-salarial-mujeres-chilenas-reciben-un-15-menos-de-sueldo-que-los-hombres-2661440

https://www.latercera.com/nacional/noticia/equidad-genero-24-planteles-educacion-superior-firman-compromiso-la-inclusion/629199/


COMPROMISO DE LA SP CON LA IGUALDAD DE GÉNERO

La sociedad hoy reconoce y valora la equidad de género como un imperativo ético para construir un Chile más justo. Pero aún resta mucho camino para asegurar la plena igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres.

Como Superintendencia de Pensiones estamos comprometidos con la defensa y promoción de dichos principios, incorporando en nuestra labor el impulso de iniciativas que garanticen el cumplimiento de la normativa previsional sin discriminaciones y con una mirada integral como organismo de la seguridad social respetuoso de las diferencias, características y necesidades de la ciudadanía.

En ese contexto, en septiembre de 2018 la Superintendencia dio a conocer el Informe de Género sobre el Sistema de Pensiones y Seguro de Cesantía, el primero de su tipo realizado por una institución pública y que será elaborado todos los años. Con un importante detalle estadístico, esta investigación dio cuenta de significativas brechas de género en materia previsional como, por ejemplo, que la pensión promedio de las mujeres es un 37,9% menor a la de los hombres y que el saldo con que cuentan al momento de jubilarse también es un 62,2% más bajo. Entre otras razones, revela el estudio, porque el sueldo imponible de las mujeres es un 10,3% menor a los de los hombres y, además, sólo cotizan el 45% de su vida laboral activa.

Un desafío que también abordamos a nivel interno y que nos llevó a realizar el primer Diagnóstico Institucional de Género, proceso que se desarrolló entre octubre y diciembre del año pasado. Hoy, el 53% de la dotación institucional son mujeres, las que, en promedio, llevan más de una década integrando nuestra Superintendencia y aportando con su compromiso a la labor funcionaria. Una presencia que nos llena de orgullo y que se ha plasmado también en la creación del primer Comité de Género de la SP, cuya misión es trabajar en la definición, promoción e impulso de medidas para que todas las funcionarias y los funcionarios se desempeñen en un ambiente de trabajo en igualdad de condiciones, respetuoso de los derechos y diferencias.

En esta semana, la Superintendencia de Pensiones saluda a todas las mujeres, a las trabajadoras, a las madres, estudiantes y niñas que contribuyen a la búsqueda de un Chile justo en derechos y oportunidades. ¡¡¡ Felicidades para todas!!!

Comité de Género de la Superintendencia de Pensiones
El Comité de Género de la Superintendencia de Pensiones está conformado por Paula Larraín, jefa de Gabinete; Alexandra Rueda, jefa Departamento Análisis y Desarrollo División de Estudios; Gloria Escobar, jefa de Desarrollo Organizacional; Luis Salas, secretario de la Asociación de Funcionarios de la Superintendencia de Pensiones; Mercedes Hoces, jefa Departamento IPS y Convenios División Desarrollo Normativo; Pamela Jimeno, jefa de Comunicaciones y Educación Previsional, y Macarena Díaz, jefa Departamento Desarrollo de la Personas.

Documentos para descargar

Informe de Género sobre el Sistema de Pensiones y Seguro de Cesantía Diagnóstico Institucional de Género de la SP Resolución N° 0466 que crea Comité de Género de la Superintendencia de Pensiones